Acción en Red Madrid no se olvida de las personas sin hogar en la crisis del coronavirus

Desde el comienzo de la situación de crisis provocada por el coronavirus, el colectivo contra la exclusión de Acción en Red Madrid ha estado siguiendo muy de cerca todas las actuaciones referentes a la gestión de la crisis en lo referente a personas sin hogar (psh) por parte del Ayuntamiento de la capital y de la Comunidad de Madrid y el Gobierno central desde la declaración del estado de alarma.

Nos gustaría hacer un breve resumen de cuáles han sido esas actuaciones por parte de las instituciones, y de nuestro posicionamiento frente a la gestión de esta crisis.

El 6 de marzo, el Departamento de SAMUR Social y Atención a Personas sin Hogar publicó un documento con Medidas generales a tomar en el marco de la red de atención a personas sin hogar como consecuencia del coronavirus.

En este documento se dan unas medidas de asistencia a psh en los recursos de alojamiento, centradas en la identificación y seguimiento de personas especialmente vulnerables y la detección de posibles casos de infección por coronavirus. Se establecen unas primeras medidas preventivas con un aislamiento moderado (suspensión de actividades grupales y visitas). Con respecto a las psh que se encuentran en situación de calle, se recomiendan algunas medidas de higiene orientadas a profesionales, y se les recomienda que faciliten información a las psh, pero no encontramos medidas destinadas a ellas y a su seguridad.

Este documento nos parece claramente insuficiente. En el momento de la crisis en que nos encontramos, creemos que Samur Social o en su caso sus órganos superiores, deberían estar haciendo mucho más en relación a las personas en situación de calle. Se trata de un colectivo con una vulnerabilidad máxima, y con muy pocas opciones para la higiene, tan necesaria para prevenir los contagios.

Tras este documento, tenemos varios contactos con Darío Pérez, jefe de Departamento del SAMUR Social y Alejandro López, Director general de Atención Primaria, Intervención Comunitaria y Emergencia Social en los que manifestamos la necesidad de tener medidas específicas para personas en calle. Son varios los colectivos de atención a psh que muestran su inquietud y la trasladan a los servicios sociales.

Como toda respuesta a las distintas demandas, el Ayuntamiento anuncia que se ampliará provisionalmente el dispositivo de campaña de frío hasta el 31 de mayo.

El 10 de marzo se aprueba por parte del Ayuntamiento un paquete de medidas extraordinarias ante la evolución del coronavirus. Entre estas medidas, se establece que permanezcan abiertos los centros de atención a psh, sin visitas ni actividades de riesgo, y se abre la posibilidad de que usuarios con especial vulnerabilidad permanezcan en régimen de estancia completa en los centros de acogida y centros abiertos.

Fuentes de SAMUR Social nos confirman que no hay todavía un protocolo específico para psh en calle. Hablamos con Alejandro López, y le sugerimos dos medidas concretas: que se faciliten kits de higiene de manos, y que se de acceso gratuito a los baños que hay por toda la ciudad. No podemos entender en este punto que nadie haya contemplado medidas básicas para la protección de la salud de las personas que viven en calle.

El 12 de marzo la Comunidad de Madrid emite una orden por la que queda suspendida la actividad de hostelería y espectáculos. Dos días más tarde comenzamos la redacción de un manifiesto que se hace público el día 15 y en el que participamos varias entidades. En este documento instamos al gobierno y a la Comunidad de Madrid a tener una atención especial a las psh, manifestamos nuestra preocupación por la desprotección en la que han quedado, y sugerimos que se habiliten hoteles y cualquier espacio disponible para su alojamiento y atención. Tendemos la mano a cualquier colaboración que consideren oportuna. Leer manifiesto aquí.

Este mismo día, Pepe Aniorte, delegado del Área de Gobierno de Familias, Igualdad y Bienestar Social anuncia la apertura de 100 plazas, ampliables a 180, y la reorganización de los recursos de la red. Por nuestra parte, constatamos que siguen formándose colas en los comedores que permanecen abiertos (la mayoría con servicio de picnic).

El 14 de marzo el gobierno anuncia el estado de alarma, vigente a efectos prácticos (cierre de comercios, hostelería…) desde el 15, día en que se anuncian medidas concretas y entre ellas, la ministra de Defensa anuncia que el ejército (UME) apoyará en la gestión de la atención a psh.

No es hasta el 16 de marzo (injustificadamente tarde) cuando servicios sociales anuncia que se van a entregar kits de higiene, alimentación y bebida, y se explicarán medidas de prevención a las psh en calle. También se organizarán los comedores sociales y se entregará comida para llevar. Al mismo tiempo, se prevé abrir un dispositivo de emergencia en Ifema con 150 plazas ampliables a 600.

En este momento, la red dispone, además de las plazas de Ifema, de 70 plazas de pensión y 110 de hotel, un total de hasta 330 plazas nuevas (150 de ellas, no lo olvidemos, un pabellón de Ifema). Además hay disponibles 479 plazas de campaña de frío y se reorganizan algunos recursos que pasan a ser de 24 horas.

Las informaciones que nos llegan desde otras entidades y desde el Ayuntamiento, en este momento, son preocupantes. La intención es mover a personas que están en recursos de la red estable (albergues) a Ifema, para dejar espacio en estos recursos a psh en calle con un mayor grado de deterioro o vulnerabilidad. De esta manera, a las psh que están estabilizadas, siguiendo un tratamiento o un plan de intervención, y alojadas en un recurso, se las expulsa a un pabellón con 150 camas sin profesionales que hagan un seguimiento de su evolución y con un altísimo riesgo de echar a perder sus progresos; y a psh que están en calle, se las encierra en recursos que les son extraños y se las obliga a una convivencia y unas normas para las que no están preparadas, y todo esto en régimen de aislamiento.

Tras estas informaciones, redactamos un nuevo documento entre varias entidades. Ponemos en relieve la necesidad de que Ifema no se convierta en un espacio indigno, donde se aparque a las psh sin ninguna garantía y sin tener en cuenta sus necesidades básicas, sea cual sea su naturaleza. Pedimos que se prevea algún tipo de separación interpersonal, zonas al aire libre (teniendo especial consideración a que estas personas pasan todo su tiempo al aire libre de forma habitual) y pedimos especialmente que no se lleve a cabo la rotación entre recursos para evitar el estrés que puede generar. También pedimos que se contemple un enfoque de género y se tenga en cuenta a las mascotas de las psh que viven en calle. No hemos tenido respuesta. Leer manifiesto aquí.

Actualmente la situación de las psh sigue siendo preocupante. El día 19 de marzo comienzan a derivar psh a Ifema, y cuando llegan lo encuentran cerrado. El dispositivo abre el día 20 con 150 personas alojadas y unas 20 más que se quedan en las puertas porque no hay plazas. A esto se suma el hecho incomprensible de que se ha puesto un sólo autobús desde Atocha a Ifema, y los usuarios que no accedan al mismo deben ir por sus medios. Sabemos que esta situación se debe en parte a que la Comunidad de Madrid no tiene planes de actuación ni recursos destinados a gestionar a las psh de la Comunidad. Han trasladado propuestas de abrir espacios con un funcionamiento similar a Ifema, y la UME no los ha considerado adecuados, de modo que los municipios de la Comunidad de Madrid están derivando a sus usuarios de forma más o menos directa (muchas veces a través de los teléfonos de atención como el 112) a Ifema, que es un recurso municipal dimensionado para la realidad de la ciudad de Madrid.

El día 23 de marzo la situación es crítica. Todos los recursos de Madrid ciudad están colapsados o en cuarentena, y dado que no se han habilitado nuevas plazas, a pesar de la promesa de hasta 600 en IFEMA, se insta a las psh que continúan en calle a acudir a Samur Social donde les darán un salvoconducto que les exima de ser multados por estar en la calle.

El día 24, continúan las noticias alertando de la saturación de los recursos de la Red, de la falta de protección para trabajadores y usuarios de las cuales seguimos alertando y denunciando desde nuestras redes sociales. Pepe Aniorte nos informa de que están trabajando en un centro para psh convalecientes positivos en un hotel.

El día 29 nos llega información a través de otros colectivos de que en los próximos días se pondrá en marcha el polideportivo Marqués de Samaranch de Arganzuela, con 150 plazas.

Seguimos en contacto en todo momento con los responsables de gestionar los recursos para psh, y estamos trabajando para acordar una colaboración a través de nuestros voluntarios, ofreciendo actividades virtuales para las personas que están en aislamiento en estos dispositivos de emergencia y para dar apoyo psicosocial donde se necesite.

Comentarios cerrados.